Publicado el

El Nadsat se trata de un sistema lingüístico, o como algunos estudiosos han preferido llamarlo un subsistema, creado por Burgess (escritor de la novela homónima) que forma parte de las señas de identidad de Álex y sus drugos.

El nadsat representa una transliteración aproximada de un sufijo ruso que vendría a equivaler al –teen en inglés. Pues se trata de un lenguaje correspondiente a un grupo de adolescentes. Podríamos hablar de una especie de jerga juvenil futurística (ya que la película está basada en el futuro).

En el Nadsat se combinan raíces eslavas con las desinencias inglesas, creando un nuevo sistema lingüístico.

Dentro de este inventario, cabe destacar el uso de patrones propios del inglés americano, como el uso reiterado de la partícula like que además es un reflejo de lo que suele ocurrir en el argot juvenil, es decir, la repetición de palabras “comodín” (like, type, sort, y alguna palabra eslava como veck y veshch).  El uso de dos negaciones en una misma frase (never not no more). La repetición de palabras de forma enfática, irónica, hasta siete veces (well well well well well well well). Las onomatopeyas,  ejemplos como a hohohohoho o there was a crash and a plop and a whish whish.

También se juega con los recursos fonológicos de varias maneras, como la alternancia de consonantes (Humble mumble chumble), ampliación de sílabas mediante infijos (jammiwam and eggiwegs), en la versión castellana de la película al carecer de infijos en el español, se recurre a la repetición (huevos huevos), repeticiones (punchipunching), la rima (itsi witsy bitsy), la aliteración (glazzies glazzed), etc.

Todo este sistema hace alusión a una convención infantil de juegos de palabras y búsqueda de sonoridades.

En la versión española del film, nos recuerdan estos vocablos al latín, pues las raíces utilizadas eran latinas. De este modo tenemos por ejemplo: videar, en lugar de ver, audiar-oír. O palabras íntegras latinas como domo-casa.

En lugar de milk aparece moloco, que sería algo así como la adaptación que los japoneses hacen de palabras españolas como Madrid-Madorudo, en busca de la sílaba libre.

Obviamente aparecen palabras de sonoridad eslava como: Britba-navaja; Cracar-aullar, chillar; chepuca-tontería, etc.

Al igual que ocurría con el inglés encontramos palabras onomatopéyicas como: chumchum-ruido, crunchy-masticar, entre otras.

A continuación, para aquellos que aún no hayan “videado” la película,  adjunto la sinopsis.

Año: 1971.      Director:  Stanley Kubrik.      Título original: A clockwork orange.

Gran Bretaña, en un futuro indeterminado. Álex, es un joven muy agresivo que tiene dos pasiones: la violencia desaforada y Beethoven. Es el jefe de la banda de los drugos, que dan rienda suelta a sus instintos más salvajes apaleando, violando y aterrorizando a la población. Cuando esa escalada de terror llega hasta el asesinato, Álex es detenido y, en prisión, se someterá voluntariamente a una innovadora experiencia de reeducación que pretende anular drásticamente cualquier atisbo de conducta antisocial.

Una respuesta a “La Naranja Mecánica y el Nadsat.

  1. PROFE ⋅

    Es cierto que vi la peli hace mucho tiempo, pero no se me ocurrió que tuviera tanto que comentar desde el punto de vista lingüístico. ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s