Publicado el

En el cine el lenguaje es algo esencial. Ya sea mediante signos, ya mediante el habla el cine nos ha transmitido mensajes desde prácticamente el principio de su existencia.

La lingüística no solo ha aparecido sutilmente sino que en ocasiones como hemos podido comprobar en este blog, ha sido narradora y prácticamente coprotagonista en muchas ocasiones, como ocurría en el caso de “El milagro de Ana Sullivan”, en otras ocasiones hemos desglosado los guiones para ver la gramática que lo componían, como fue en el caso de la “Naranja mecánica” o “El señor de los anillos”. La capacidad de los guionistas para crear nuevas lenguas uniendo partes de otras existentes o partiendo simplemente del rasgo de sonoridad, como vamos a ver a continuación.

No podía terminar este proyecto sin hacer mención a la “lengua”* de la que hace uso el gran Charles Chaplin en la primera película en la que oímos su voz, “The Great Dictator”. Ya he hablado en otra ocasión para mencionar el Esperanto, de esta película, no obstante lo que Chaplin consigue ahora es una ilusión auditiva, cuando escuchamos sus discursos actuando como Hynkel, creemos estar escuchando a Hitler hablando en alemán, aunque algo nos dice que no es alemán. Esa parrafada de inventivas que Chaplin nos muestra nos hace comprender que en nuestro sistema perceptivo, con el cual interceptamos un sonido y lo analizamos para clasificarlo y etiquetarlo funciona con los datos que le vamos dando. Es decir, una persona que sabe alemán, obviamente sabrá que no lo es, pero alguien que solo ha oído hablar alemán pero no conoce la lengua, tiene la sonoridad consonántica como único rasgo distintivo y al ver esta película puede pensar que se trata de auténtico alemán.

*No podemos decir que se trate de una lengua inventada, como lo es el Quenya ya que no consta de una gramática, se trata más bien de un recurso que nos hace asimilar eso que habla como una lengua, y por similitud estructural o sonora nos empuja a pensar que se trata de la lengua germana, aunque como hemos aclarado anteriormente, no es así.

Un ejemplo:

Una respuesta a “La ilusión de la sonoridad en la percepción humana. El gran dictador.

  1. PROFE ⋅

    ¡Magnífico blog! Me quedo con la pena de que no lo hemos aprovechado lo suficiente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s