Publicado el

Por todos es bien sabido que la lengua sin una sociedad que la ponga en marcha no es posible. También sabemos que es necesario tener los mismos signos para que la comunicación sea efectiva. Pero ¿qué ocurriría si teniendo una misma lengua y haciendo uso de un mismo signo lingüístico, no nos entendiéramos?
La necesidad de comunicación es ingente en nuestros días, prueba de ello es la invención de redes sociales como Facebook o Twitter. No vivimos sin comunicarnos pero, ¿estamos realmente comunicándonos?¿Hasta qué punto la publicación de un estado o de una fotografía en la web comunica a nuestros amigos nuestro mensaje? El hecho de no ver al receptor o a los receptores de nuestro mensaje nos inquieta, no sabemos si el mensaje ha llegado a su destino.

En la escena que he elegido de la película “La red social” vemos como hasta el propio creador de una web ideada para sociabilizar se siente solo. Veamos desde el minuto 10’45”

Título: La red social  Año: 2010 Director: David Fincher

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s